El verano ha llegado y por fin tiempo de vacaciones, pero cuando llega este momento a menudo estamos un poco confundidos porque no sabemos como podemos comer cuando estamos algunos días fuera de casa.

Por eso he pensado en algunos consejos que os pueden ser útiles y que me han ayudado mucho en mis viajes por el mundo desde cuando he sabido tener el Crohn.

Antes de partir para un viaje, compro unos alimentos básicos que quizás no encuentre cuando estoy en el lugar de viaje: pan sin gluten de calidad, galletas saludables sin gluten y sin lácteos ni azúcares refinados (en caso de que me apetezca el postre), frutas secas preparar bocadillos y bolsas de té de hierbas para el desayuno o después de una comida.

Así que en el desayuno puedo preparar huevos (que se encuentran en todas partes), el pan con aguacate, algunas frutas, frutas secas y té de hierbas.

Para la comida, con mi pan puedo prepararme un sándwich con aguacate, tortilla o atún en un frasco y algunas verduras y llevarlo al mar o preparar una ensalada de arroz basmati.

En el caso de almuerzos / cenas en el restaurante, con algunas precauciones es posible elegir del menú platos de carne o pescado, prefiriendo los asados ​​y asegurándose de que no estén empanados, ni lleven salsas.

Evite los platos gratinados y los con "costra" encima, ya que probablemente contienen quesos, pan y harinas.

Entre las guarniciones, prefiere ensaladas mixtas, verduras al vapor y verduras a la parrilla.

Para el postre, prefiere fruta fresca, evita la ensalada de frutas, ya que contiene azúcar y, a veces, licor o fruta en almíbar.

Ten cuidado con los helados, ya que contienen productos lácteos, espesantes, harinas y azúcares.

Si deseas un helado, siempre pregunta si hay sabores sin leche y sin gluten: muchas heladerías se han adaptado y, a menudo, también ofrecen helado sin azúcar con stevia.

Recuerda que la forma en que nos alimentamos es una elección consciente para nuestra salud, por lo tanto, la opinión de los demás no es importante. Transgredir incluso una vez puede causar dolencias físicas que pueden arruinar el viaje, no sea tímido e informe al camarero de sus alergias, sin entrar en detalles sobre sus elecciones de alimentos o problemas de salud.

En la autopista, evalúa las propuestas de restaurantes de autoservicio y en las grandes ciudades también delicatessen y asadores, donde generalmente puede elegir entre pollo asado, carne a la parrilla, ensaladas mixtas y verduras a la parrilla.

Cómo hacer en situaciones sociales?

Evita en la medida de lo posible alimentos inflamatorios como cereales, lácteos, legumbres, azúcares (dulces).

Excluye los platos de pasta y el pan. Un segundo plato de carne o pescado generalmente está presente, agregando algunas verduras frescas y frutas ya ha hecho una comida completa.

Rechaza cordialmente los alimentos que te hacen daño. A veces, las personas intentan incitar a comer alimentos que te gustaría evitar. Un simple "No, gracias no quiero" debería ser suficiente para evitar la persistencia y sin tener que dar más explicaciones.

La opinión de los demás sobre nuestras elecciones es menos importante que la salud. Muchos minimizan el efecto de los alimentos en el organismo, pero somos muy conscientes de las consecuencias nocivas de algunos alimentos.


No tengas miedo de tus decisiones dietéticas cuando estés con otras personas y piensa que tu estilo de vida es lo que seguramente te permitirá sentirte bien y amar tu viaje sin tener el miedo y el estrés de estar enfermo y no poder disfrutar de la belleza de los lugares que estás visitando.

¡Buenas vacaciones!


Una digestión adecuada es esencial para nuestra salud, ya que la dispepsia, la mala digestión, es una de las causas de trastornos más grandes, como la hiperpemeabilidad intestinal y la disbiosis, que son factores que contribuyen a otras patologías como intestino irritable, cándida, gastritis, enfermedades crónicas, inflamatorias y autoinmunes.

Si tenemos una mala digestión, ocurren 3 cosas que representan un problema para nuestro bienestar:

Es importante entonces enfocarse también en CÓMO habría que comer: siempre nos enfocamos en qué comer y qué no comer, pero la manera también es muy importante: a veces pasa que no podemos digerir algo porque lo comemos crudo, por ejemplo, y si lo comemos cocido o en un orden específico podríamos tolerarlo mejor.

De los alimentos tenemos que extraer los macronutrientes que nos alimentan y el sistema digestivo es responsable de esto.

¿Cómo podemos describir el sistema digestivo según la medicina china? Debemos imaginar este sistema como una olla en la cual base hay un fuego, el fuego digestivo, que es nuestra fuerza digestiva.

La olla es el estómago con sus jugos gástricos y el fuego está formado por los riñones y el bazo, por lo que la comida digerida debe ser como una sopa a unos 38 grados.

Entonces, ¿qué hacemos mal cuando comemos algo?

  1. El frío: comida fría del refrigerador, agua fría, que no permite que esta agua en la olla hierva.
  2. Demasiado calor: se seca el agua de la olla y la comida se queda pegada en el fondo (comer demasiado seco y no hidratarse bien)

De aqúí viene la primera regla de la digestión: la ley del calor.

Debemos comer alimentos calientes y líquidos calientes todos los días y todo el día.

¡Aprovechemos antes de que comience el verano para comenzar con este nuevo hábito!

Entonces, algo que siempre recomiendo es beber agua caliente todo el día.

 Puede ser en forma de infusiones, por ejemplo con gotas de limón y siempre puedes llevarla contigo si compras una de estas botellas de un litro en arce inoxidable (¡sin plástico, por favor!) para que no tengas el problema de tener que calentarla continuamente.

¿Cuales son los beneficios del agua caliente?

Aquí tienes tu primer reto: beber agua caliente todo el día y entre comidas! Con comida no mucho porque diluye los jugos gástricos y ralentiza la digestión, si es posible hazlo 15 minutos antes para preparar el estómago.

Segunda ley: la ley del horario

Según las medicinas antiguas, cada órgano del cuerpo tiene un horario diferente de energía máxima, por lo que gracias a esto podemos describir los mejores momentos para desayunar, almorzar y cenar.

Debemos imaginar un círculo dividido en varios segmentos (intervalos de tiempo de 2 horas) y donde cada segmento está ocupado por un órgano o una víscera de nuestro cuerpo.

Entonces, en el caso de la digestión: el estómago tiene más fuerza de 7 a 9h de la mañana, el bazo de 9 a 11h (es decir,de 7 a 11 para desayunar) el intestino delgado de 13 a 15 y los riñones de 17 a 19h.

Cenar temprano, de hecho, ayuda mucho al hígado. ¿Porque? Porque el hígado tiene su energía máxima de 1 a 3h de la madrugada. Y su papel es esencial: purificarnos de toxinas, producir y almacenar nutrientes.

Si comemos tarde, no le damos tiempo al hígado para hacer todo esto y acumularemos toxinas y malabsorción y podremos tener problemas como dermatitis, migrañas ...

Por eso siempre recomiendo un ayuno de al menos 12 horas entre la cena y el desayuno del día siguiente. En estas horas, el sistema inmunitario también se regenera y lucha contra posibles infecciones o células cancerosas, pero si el cuerpo está ocupado en el proceso digestivo mientras dormimos, todas estas funciones importantes no se podrán desarrollar.

Tercera ley: la ley del orden

Se ha estudiado científicamente que cambiar el orden de algunos macronutrientes como las proteínas y los carbohidratos ayuda mucho en la digestión:

A nivel digestivo, los carbohidratos necesitan un ambiente alcalino para ser digeridos (en la boca con la amilasa) y las proteínas necesitan un ambiente ácido. Entonces, si se comen juntas, muchas personas con dificultades digestivas pueden tener problemas porque si introducimos proteínas después de los carbohidratos, éstas encontrarán un ambiente muy alcalino y unos jugos digestivos que no son lo suficientemente fuertes como para descomponer las proteínas en aminoácidos.

Entonces podríamos sufrir de dispepsia y putrefacción intestinal.

Además, se ha demostrado que si comes una pequeña porción de proteínas 10-15 minutos antes de los carbohidratos, se evitará el problema del impacto glucémico y también los continuos altibajos glucemicos que tenemos cuando comemos sólo carbohidratos.

Además, esto nos ayuda mucho si tenemos resistencia insulinica, diabetes, ovario poliquístico.. y también contra el hambre nerviosa que aumenta cuando comemos azúcares, pan, pasta y cereales en general.

Las combinaciones entre otros alimentos también son importantes, pero hablaré sobre esto en otro artículo.

Cuarta ley: la ley de la masticación

La masticación es extremadamente importante porque la digestión comienza en la boca con saliva, la enzima lipasa (para los lípidos) y la amilasa (para los carbohidratos). Entonces, las personas que tienen problemas con el sistema bucal o que no tienen dientes no pueden comer alimentos enteros porque no pueden digerirlos.

En la sociedad actual, desafortunadamente no estamos acostumbrados a comer tranquilamente, sentados y disfrutar el sabor de la comida y, por lo tanto, siempre nos sentimos cansados y pesados después de comer.

A los pocos minutos después de una comida, a menudo todavía tenemos hambre porque al comer rápido no les damos tiempo a los receptores de la saciedad para activarse, ya que necesitan 20 minutos para ponerse en marcha.

Si en cambio masticamos bien y con calma tendremos muchas ventajas:

¡Entonces comencemos a hacer meditación mientras comemos! Es algo que hemos perdido hoy en dia.

Empecemos a comer con conciencia y mastiquemos cada trozo al menos 25-30 veces.

Sé que puede parecer demasiado, pero te puedes acostumbrar. Podemos comenzar leyendo un libro, por ejemplo, pero apaga la televisión, las noticias y come en un ambiente tranquilo y pacífico, porque si comemos mientras vemos algo que nos afecta emocionalmente o tenemos o una conversación desagradable con alguien, se va a activar nuestro sistema simpático que va a inhibir todas nuestras funciones digestivas.

Así que éstos son los nuevos retos que te propongo: beber agua caliente todo el día, cambiar el orden de las proteínas y de los carbohidratos, comer en horas específicas y al mismo horario todos los días, y masticar con calma al menos 25-30 veces.

Espero tus comentarios, hazme saber como van tus digestiones 🙂

Mi nombre es Roberta Colletti, soy graduada como Técnico de Alimentación Holística y de Fitoterapia y experta en bienestar intestinal.
Hace más de 6 años me diagnosticaron la enfermedad de Crohn, y gracias a mis estudios y cambios de alimentación y estilo de vida, he logrado poner la enfermedad en remisión y ahora tengo la vida que quiero y sin síntomas.
Por ello ahora quiero ser una guía para todos aquellos que quieren restaurar su propio bienestar intestinal reactivando las funciones naturales del organismo.

¡Hola! Encantada de conocerte! Mi nombre es Roberta y soy Técnico en alimentación natural y especializada en alimentación y suplementación para el sistema digestivo intestinal. Hoy continuo formándome para ser también Dietista.

Mi especialización es ayudar a la gente que tenga algún trastorno o enfermedad intestinal y que tenga interés a mejorar su calidad de vida aprendiendo a comer de manera mas saludable a través de una alimentación natural y holistica.

Mi ansiedad para conocer el mundo, aprender siempre cosas nuevas y la pasión para los viajes, me llevaron a dejar Italia y vivir en diferentes países como Estados Unidos, islas Caimán y España y donde aprendí a analizar los diferentes tipos de dietas y donde me di cuenta que en general hay muy poca información sobre la alimentación saludable, pero donde afortunadamente se han realizados varios estudios científicos y experimentaciones sobre como combatir varios trastornos de salud a través de la alimentación saludable, la terapia orto-molecular, la fitoterapia y el cuidado de la persona a nivel emocional.

Como empecé todo esto?

En 2013, Después de año viviendo en Florida me mudé a New York y ahí empecé a tener muchos problemas intestinales, hasta cuando me diagnosticaron la enfermedad de Crohn.

Pasé unos meses muy enferma, muchos dolores, cansancio, falta de sueño, y me prescribieron cortisones y esteroides, comentándome que era necesario operarme para evitar más problemas futuros.

En ese momento recuerdo que pensé que mi vida se había acabado: estaba sola en un país extranjero y no podía permitirme los costes médicos tan altos como los de Estados Unidos.

Esa situación me forzaba a volver a Italia y a tirar todos mis sueños a la basura. Recuerdo que las palabras de la digestologa sonaban todo el rato en mis orejas arrastrándome en el túnel de la depresión.

No quería hablar con nadie de mi situación aunque se me notaba que estaba sufriendo, pero un día me decidí hablarlo con un amigo: fue la decisión más justa que pudiera tomar y que habría cambiado totalmente mi vida.

Ese amigo estaba muy informado sobre el mundo de la alimentación saludable y me hizo reflexionar sobre un concepto fundamental: si mi enfermedad estaba causada por un fallo del sistema inmune, por qué me aconsejaban tomar fármacos que habrían suprimido mas sus funciones y no me daban ningún suplemento de suporte para poderlo regenerar?

Esta reflexión fue la que me ayudo a entrar en el fantástico mundo de la nutrición: empecé a buscar información en internet, a leer libros y a mirar vídeos de gente que tenia mi mismo problema y que estaba mucho mejor gracias a técnicas naturales, a estudiar casos de estudio médicos nacionales e internacionales y de toda esta información saqué todo lo que necesitaba para crear mis pautas de estilo de vida saludable.

Después de unos meses de haber cambiado totalmente mi dieta y de haber tomado suplementos específicos, volví a vivir. Ahora llevo 5 años sin tomar fármacos y me siento bien, energética y siguiendo mi dieta puedo tener la vida que he siempre querido: puedo cultivar mis pasiones como el baile y los viajes y no tengo que renunciar a nada.

En 2017 empecé a difundir información en Youtube sobre mi alimentación para ayudar a los demás, y aquí entré en contacto con el naturopata Maurizio Bertucci, que lleva años ayudando a gente con estos problemas, y me hizo notar que utilizamos el mismo método en gestionar esta enfermedad. Así esto me inspira a formarme en Naturopatia para poder ayudar aún más quien tenga algún trastorno intestinal.

Por esta razón me he formado como experta En alimentación natural y en Fitoterapia y ahora sigo formándome para ser también Dietista. Y mi formación nunca acabará: si tienes una pasión por algo y quieres hacer este algo bien, la formación constante será siempre un placer y no un esfuerzo.

Mi objetivo

Mi objetivo es informar y entrenar a todos los que quieran obtener cambios positivos y sentirse mejor físicamente y mentalmente por medio de técnicas naturales.

Quiero ayudar a toda la gente que tenga un problema inflamatorio intestinal a vivir mejor y a restablecer su bienestar físico y emocional.

Podrás beneficiar de un programa que yo misma he probado y que me ha permitido anular los síntomas de la enfermedad de Crohn.

Hay muchos estudios científicos y muchos testigos que confirman las pautas alimentarias que están a la base de mi programa, y además yo soy una prueba viviente de lo que afirmo.

(puedes encontrar los testimonios en mi home principal y en este sitio web https://www.naturopatiaprofessionale.net/COSA-DICONO-COLORO-CHE-HANNO-FATTO-QUESTI-PROGRAMMI.htm)

Algo importante es que nunca aconsejaré dejar vuestros tratamientos médicos: el programa podría ser en cambio herramienta de soporte a vuestra terapia.

Mi programa

Mi programa se basa sobre algunas pautas alimentarias especificas que han sido experimentadas mucho en los últimos años y que se pueden aplicar a todos, y que normalmente son eficaces para la mayoría de la gente que tiene trastornos intestinales.

Son pautas que provienen de muchos estudios hechos por la medicina occidental, medicina china y naturopatia.

Éstos son los pilares de mi programa, que vienen de la Naturopatia:

Es fundamental destacar que cada individuo es diferente: por esta razón es muy importante adaptar este programa a cada uno dependiendo de sus necesidades y de su situación especifica.

Me hace muchísima ilusión estar aquí en este momento contándote mi experiencia positiva: espero que algún día tu pueda hacer lo mismo educando a otra persona una vez que hayas encontrado tu camino hacia el bienestar!

Un abrazo,

Roberta

Especialidades
Bienestar Intestinal
Enfermedad de Crohn
Colitis Ulcerosa
Bienestar digestivo
Colon Irritable
Intolerancias 

Servicios
Alimentación Natural en Barcelona
Coaching Nutricional en Barcelona
Alimentación Natural Online
Coaching Nutricional Online
Diseñado con ♥ por
Wellness Business School
Roberta Colletti © 2020
Icons made by Freepik from www.flaticon.com
Especialidades
Bienestar Intestinal
Enfermedad de Crohn
Colitis Ulcerosa
Bienestar digestivo
Colon Irritable
Intolerancias 

Servicios
Alimentación Natural en Barcelona
Coaching Nutricional en Barcelona
Alimentación Natural Online
Coaching Nutricional Online
Diseñado con ♥ por
Wellness Business School
Roberta Colletti © 2020
Icons made by Freepik from www.flaticon.com
Contattami qui 🇮🇹
Powered by Replace Me
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram